Innovación educativa y pedagógica

INNOVAR es el volver a trabajar sobre campos de acción conocidos para aplicarlos a nuevas circunstancias. Es la creación de nuevas formas de percibir y acercarse a los problemas. En mayor medida, la innovación es el resultado de acciones preestablecidas; se orienta hacia una adaptación flexible, hacia la experimentación, hacia el cambio guiado.

Inbar, D.E. (1996)

Hacer referencia a la innovación exige una mención a la creatividad entendida como la materialización de la activación de la facultad de imaginar.

Los primeros pasos en los estudios sobre la creatividad los dio Guilford en 1950. Desde una perspectiva cognitivista la creatividad es una operación del pensamiento de tipo divergente entendido como la posibilidad de llegar a la solución de un problema o situación de un modo no consensuado con otros. Esto supone: 

  • Flexibilidad (capacidad para cambiar de una perspectiva a otra).
  • Fluidez (capacidad para generar una gran cantidad de ideas).
  • Originalidad (asociación de ideas de un modo singular). 

En contraposición, el pensamiento convergente supone la capacidad para resolver problemas de tipo racional que tienen una sola respuesta correcta. 

En los años ochenta Torrance propone la inclusión de aspectos emocionales. Y en los noventa, Wechsler concibe la creatividad como resultado de interacciones entre procesos cognitivos, características de personalidad, elementos inconscientes y variables ambientales. 

HOY CREATIVIDAD → “hacer y comunicar relaciones con sentido para ayudarnos a pensar en muchas posibilidades, ayudarnos a pensar, experimentar de diversas formas y tomar diferentes puntos de  vista, ayudarnos a pensar en posibilidades nuevas e inusuales, guiarnos en la generación y selección de alternativas.”  (Isaksen y Treffinger)

Innovación educativa y pedagógica:

En el ámbito educativo, la innovación puede entenderse, desde una óptica amplia, como sinónimo de “renovación pedagógica”.

En palabras de Cañal de León (2002), la innovación educativa hace referencia a un “conjunto de ideas, procesos y estrategias, más o menos sistematizados, mediante los cuales se trata de introducir y provocar cambios en las prácticas educativas vigentes”.

La innovación educativa, además, va asociada al cambio y tiene un componente – explícito u oculto – ideológico, cognitivo, ético y efectivo. En tanto que cambio planificado, deliberado e intencionado, las propuestas de innovación pedagógica surgen en contextos temporales y poseen una génesis y evolución propia.

En todo proceso de innovación sea o no pedagógica hay que tener en cuenta las resistencias al cambio (Robins,1996)

innovacion2

Para Tejada (1998) las resistencias a la innovación educativa son “las dificultades inherentes e ineludibles al mismo proceso de cambio y como tal hemos de asumirlo. Incluso, podríamos afirmar que la propia resistencia es una necesidad para el propio cambio, de forma que si no fuera así, este sería automático”.

Así, la innovación educativa es un proceso de definición, construcción y participación social.

Siguiendo a Escudero (1988), debe pensarse como una tensión utópica en el sistema educativo, en los centros de enseñanza y en los agentes educativos.

Significa más un proceso de capacitación y potenciación de las instituciones educativas y sujetos que una simple implantación de algo nuevo o diferente. No puede agotarse en sólo enunciaciones de principios o buenas intenciones. Requiere la articulación de procesos y el establecimiento de una estructura de roles complementarios

Aceptamos que el proceso educativo se concreta en el proceso de aprendizaje, el proceso de enseñanza, la formación docente y los recursos y materiales de aprendizaje. En este sentido, la innovación del aprendizaje implica diversos aspectos que conducen a la búsqueda de un aprendizaje: significativo, autogestionado, integral y metacognitivo. 

Por su lado, la innovación en la enseñanza significa acompañamiento, mediación y coparticipación en la construcción de conocimiento. Esta concepción remite a la enseñanza como

  • →Un proceso planificado
  • →Una construcción conjunta 
  • →Una tarea creativa
  • →Una práctica sujeta al aprendizaje

Los procesos de innovación son capaces de generar nuevos conocimientos (saber didáctico profesional) y están mediados por procesos de sistematización (investigación de, para y en la acción) que representan en gran medida la condición sine qua non de los procesos formativos.

La innovación educativa tiene sus protagonistas. Fullan y Stiegelbauer (1991), en The New Meaning of Educational Change, identifican como actores principales relacionados con los roles de agentes de cambio y de la innovación:

  • el docente,
  • el director,
  • los alumnos,
  • la comunidad, en la que incluyen a los padres y madres. 

Modelo de innovación Fundación WAE

El modelo de innovación Fundación WAE sigue los atributos de las innovaciones  que aportó Rogers E.M. en 1995:

  • VENTAJA RELATIVA
  • COMPATIBILIDAD
  • COMPLEJIDAD
  • FACTIBILIDAD 
  • OBSERVABILIDAD

Ventaja relativa: responde a la pregunta, ¿es esta innovación mejor de lo que tenemos hoy?

Representa hasta qué punto la innovación en cuestión es percibida como superadora de la herramienta o práctica a la que reemplaza. En este sentido resulta imprescindible la INVESTIGACIÓN PREVIA.

Como subdimensiones, se tiene en cuenta:

  • Bajo costo inicial.
  • Disminución de la disconformidad.
  • Prestigio social.
  • Ahorros en tiempo y esfuerzo.

Compatibilidad: se refiere a la pregunta, ¿esta innovación entra en conflicto con mis valores, prácticas o necesidades?

Describe la congruencia entre la innovación y los valores, experiencia y necesidades percibidas de los agentes que deberán adoptar la innovación para que puedan alcanzarse los objetivos que ésta plantea.


Complejidad: responde a la cuestión, ¿es difícil de entender o utilizar en la realidad?

Las innovaciones que son vistas como difíciles de entender o adoptar, se difundirán más lentamente, ya que pocos se embarcarán en un cambio que les haga la vida más difícil.

La dificultad para comprender lo que una innovación se supone que es, suele ser un aspecto que se trata superficialmente y que sin embargo tiene mucha importancia.


Factibilidad: ¿puedo probar la innovación antes de implementarla y, si no me gusta, volver a mis prácticas anteriores?

Hace referencia a la posibilidad de que un futuro agentes de innovación pueda “probar” una innovación antes de comprometerse en su adopción total.

Implica la posibilidad de adoptar la innovación poco a poco y a lo largo del tiempo, antes que toda en un mismo momento. Las innovaciones con estas características tienden a difundirse más rápidamente. Otro aspecto importante es que así pueden minimizarse los efectos negativos de una adopción temprana, difícil o fallida.


Observabilidad: ¿puedo ver a alguien que la esté utilizando antes de decidir si la voy a adoptar o no?

Se refiere a la posibilidad de que los agentes que adoptan la innovación puedan ver la innovación siendo utilizada por otros. Por un lado, reduce la complejidad: adoptadores posteriores podrán aprender más fácilmente viéndola, y no sólo leyendo o recibiendo una descripción.

Por otro, una innovación con ventajas relativas observables, se difundirá más rápidamente que aquellas cuyas consecuencias son invisibles o tardías. 


Proyectos de innovación pedagógica

Comentarios cerrados.